lunes, 2 de enero de 2012

No creas todo a ojos cerrados


Según un antiguo texto budista, el Kalama Sutta, Gautama Buda nos recomienda cuestionar la autoridad de los dogmas, las tradiciones y las enseñanzas , ejerciendo nuestro propio discernimiento. No creamos a ojos cerrados, ninguna enseñanza sólo porque está en las escrituras o libros sagrados , ni sigamos prácticas establecidas sólo por ser parte de una tradición religiosa , ni creamos en nada sin antes haberlo evaluado nosotros mismos. Hecho esto, descartemos lo que no nos sirve y aceptemos lo que sí. Una vez aceptado, asimilémoslo y hagámoslo funcionar para nuestro bien y para el bien de los demás. 





Ni siquiera aceptemos lo que el Buda enseña, sólo porque él lo enseña: 
“Oh Kalamas..." enseñaba el Buda, "lo importante no es lo que creéis, sino lo que hacéis, lo que sois y lo que sentís. No creáis en la fuerza de las tradiciones, por más que se las haya honrado desde hace muchas generaciones y en muchos lugares; no creáis en lo que dicen los libros considerados sagrados, solo por que muchos los consideren como tales; no creáis en algo solo porque muchos hablen de ello; no creáis en lo que dicen los considerados sabios de antaño, sólo porque muchos les sigan; no creáis en lo que vosotros mismos hayáis imaginado, creyendo que un dios os ha inspirado; no creáis en nada sólo porque lo sostenga la autoridad de vuestros maestros y sacerdotes. No creáis ni siquiera en mi enseñanza por respeto hacia mí. Luego de examinar detenidamente cada cosa y enseñanza, creed solo lo que vosotros mismos hayáis experimentado y reconocido como razonable, y que resulte en vuestro bien y en el de otros. Cuando hayáis experimentado y reflexionado por vosotros mismos que una cosa es buena, que no daña y que trae beneficio y felicidad , apoyaros en ellas." 
No creas esto que te digo, a menos que te ayude en el camino.
Paz y luz, hermanos queridos!





3 comentarios:

  1. ES EL MOMENTO DE SENTIR Y PENSAR CON EL CORAZÓN.. nAMASTÈ

    ResponderEliminar
  2. Nos hace seres más pensantes y reflectivos, amén!

    ResponderEliminar
  3. Nos hace seres más pensantes y reflectivos, amén!

    ResponderEliminar