jueves, 26 de enero de 2017

Las Cuatro Claves


Resultado de imagen para maitreya

Mi Enseñanza es doble: trata de la naturaleza física del hombre, las necesidades de la vida; y trata, también, de las relaciones del hombre con ese Ser Divino al que llamamos Dios.
En Mi vocabulario éstas son como una, porque en cuanto el hombre se relaciona correctamente con el hombre, él así se relaciona con Dios.
Mi plan es mostraros esto, enseñaros que “cuando el hombre descubre en sí mismo la capacidad de compartir, de amar, de confiar, desde ese momento comienza su ascensión hacia Dios.
Siempre fue así y siempre será así..."
Cada uno de ustedes está recibiendo ayuda para sus sanaciones en todos los niveles de su ser, que es permitido bajo la Ley Universal.
Sepan que es su responsabilidad como un ser divino, reconocer cuando sus energías están fuera de balance, y también reconocer esas viejas energías retenidas dentro de ustedes, con las cuales están creando desequilibrio.
Sepan que a menos que elijan estar conscientes de este hecho, estarán juzgando a otros o culpándolos por ello, y entonces no serán capaces de reclamar por cualquiera de la vieja energía que guardan, para que sea renovada a través del poder del amor.
Es importante que no importando lo que esté ocurriendo en su vida: Reconozcan que ustedes en algún nivel... y puede ser el nivel de inconsciencia... crearon esto en su vida para aprender de aquello.
Entiendan que el poder de sanar está dentro de ustedes, y puede ser encontrado dentro de ustedes y en las elecciones que hacen en la vida, no en algún otro poder, incluyendo el de Los Maestros Ascendidos.
Sepan que miles de Ángeles y Emisarios de Amor están como sus amorosos asistentes durante toda su jornada. Esos seres los guiarán y curarán cualquiera de sus cuerpos de energía, al irse abriendo hacia el ser de amor que son ustedes, en un nivel muy profundo, y los asistirán en cualquier forma que puedan hacerlo, de acuerdo con la Ley universal.
Recuerden que solamente el gran amor que sostienen dentro, es verdaderamente su propio sanador y maestro y que este amor como lo recuerden, verdaderamente los elevará sobre los tiempos más oscuros en su vida. Solo a través de este amor, verdaderamente podrán perdonar todo lo que haya ocurrido en otros tiempos, eso que de alguna manera crea dificultades en su vida actual.
Esas cuatro claves, son las claves que les doy para trabajar con ellas cada día mientras vengo hacia ustedes y les pido que tomen responsabilidad completa de su vida; a través de cada elección que hagan, se crearán a sí mismos para exigir su poder personal, y cortar cada situación en la Tierra que esté sosteniendo a su energía desconectada de su amor y de su corazón.

YO SOY Maitreya



lunes, 9 de enero de 2017

La Muerte: Una Gran Aventura

Resultado de imagen para djwhal khul

Ante todo trataremos de definir este misterioso proceso al cual están sujetas todas las formas, y que frecuentemente sólo constituye el fin temido, temido por no ser comprendido. La mente del hombre está tan poco desarrollada que el temor a lo desconocido, el terror a lo no familiar y el apego a la forma, han provocado una situación en la que uno de los acontecimientos más benéficos en el ciclo de vida de un encarnado Hijo de Dios, es visto como algo que debe ser evitado y postergado el mayor tiempo posible.
La muerte, si sólo pudiéramos comprenderlo, es una de las actividades que más hemos practicado. Hemos muerto muchas veces y moriremos muchas más. Muerte es, esencialmente, cuestión de conciencia. En cierto momento estamos conscientes en el plano físico; en otro, nos retraemos a otro plano y estamos allí activamente conscientes. En la medida en que nuestra conciencia se identifica con el aspecto forma, la muerte continuará manteniendo su antiguo terror. Tan pronto nos reconozcamos como almas y hallemos que somos capaces de enfocar a voluntad nuestra conciencia y sentido de percepción en cualquier forma o plano, o en cualquier dirección dentro de la, forma de Dios, ya no conoceremos la muerte.
La muerte para el hombre medio es un fin desastroso, pues implica la terminación de todas las relaciones hu­manas, la cesación de toda actividad física, la ruptura de todos los signos de amor y afecto y el tránsito (involun­tario y disconforme) a lo desconocido y temido. Es lo mismo que salir de una habitación iluminada y agrada­ble, cordial y familiar, donde están reunidos nuestros seres queridos, y pasar a la noche fría y oscura, solo y aterrorizado, esperando lo que vendrá y sin ninguna se­guridad.
Pero las personas olvidan por lo general que todas las noches, durante las horas de sueño, morimos en lo que respecta al plano físico y vivimos y actuamos en otro lugar. Olvidan también que han adquirido ya la facilidad de dejar el cuerpo físico, porque aún no pueden conservar en la conciencia del cerebro físico los recuerdos de esa muerte y el consiguiente intervalo de vida activa, y no relacionan la muerte con el sueño. Después de todo, la muerte es sólo un intervalo más extenso en la vida de acción en el plano físico; nos vamos “al exterior” por un periodo más largo. Pero el proceso del sueño diario y el proceso de la muerte ocasional son idénticos, con la única diferencia que en el sueño el hilo magnético o corriente de energía, a través de la cual corren las fuerzas vitales, se mantiene intacto, y constituye el ca­mino de retorno al cuerpo. Con la muerte, este hilo de vida se rompe o corta. Cuando esto ha acontecido, la entidad consciente no puede volver al cuerpo físico den­so, y al faltarle a ese cuerpo el principio de coherencia, se desintegra.

Temor a la muerte. 

Está basado en:
 El terror, en el proceso final del desgarra­miento en el acto de la muerte.
 El horror a lo desconocido y a lo indefinido.

 La duda respecto a la Inmortalidad.
 El pesar por tener que abandonar a los seres queridos o ser abandonado por ellos.
 Las antiguas reacciones a las pasadas muer­tes violentas, arraigadas profundamente en el  subconsciente.
 El aferrarse a la vida de la forma, por estar principalmente identificados con ella en la conciencia.
 Las viejas y erróneas enseñanzas referentes al cielo y al infierno, siendo ambas, perspec­tivas  desagradables para cierto tipo de personas.

Como conozco el tema, tanto por la experiencia en el mundo externo como por la expresión de la vida interna, diré que: La muerte no existe. Como bien saben, hay una entrada en una vida más plena. Hay liberación de los obstáculos del vehículo carnal. El tan temido proceso de desgarramiento no existe, excepto en los casos de muerte violenta o repentina, entonces lo único desagra­dable es la sensación instantánea y abrumadora de pe­ligro y destrucción inminente, y algo que se parece a un shock eléctrico. Nada más. Para los no evoluciona­dos, la muerte es un sueño y un olvido, porque la mente no está bastante despierta para reaccionar, y el archivo de la memoria está prácticamente vacío. Para el ciuda­dano común y bueno, la muerte es la continuidad en su conciencia del proceso de la vida, y lleva a cabo los in­tereses y tendencias de esa vida. Su conciencia y sen­tido de percepción son los mismos e invariables. No percibe mucha diferencia, está bien cuidado, y a menu­do no se da cuenta que ha pasado por la muerte. Para el perverso y cruel egoísta, el criminal y esos pocos que viven únicamente para el aspecto material, se pro­duce esa situación denominada “atados a la tierra”. Los vínculos, que han forjado con la tierra, y la atracción hacia ella, de todos sus deseos, los obliga a permane­cer cerca de la misma y de su último medio ambiente terreno. Tratan desesperadamente por todos los medios posibles, de ponerse en contacto y volver a penetrar en él. En contados casos, un gran amor personal por quie­nes han dejado, o el incumplimiento de un deber reco­nocido y urgente, mantienen a quienes poseen bondad y belleza, en semejante situación. Para el aspirante, la muerte es la entrada inmediata en una esfera de ser­vicio y de expresión a que está muy acostumbrado, per­cibiendo enseguida que no es nueva. En las horas de sueño ha desarrollado un campo de servicio activo y de aprendizaje. Ahora sencillamente funciona en él duran­te las veinticuatro horas (hablando en términos de tiem­po del plano físico) en vez de las breves horas de sueño en la tierra.
Otro temor que induce a la humanidad a consi­derar la muerte como una calamidad es el que ha in­culcado la religión teológica, particularmente los Protestantes fundamentalistas y la Iglesia Católica Roma­na: el temor al infierno, la imposición de castigos, co­múnmente fuera de toda proporción a los errores cometidos durante una vida, y el terror impuesto por un Dios iracundo. Le dicen al hombre que debe someterse y que no hay escapatoria posible, excepto por medio de la expiación vicaria. Como bien saben, no existe un Dios iracundo, un infierno ni tampoco la expiación vicaria. Sólo existe un gran principio de amor que anima a todo el universo; existe la Presencia de Cristo, indicando a la humanidad la realidad del alma y que somos salvados por la vivencia de esa alma, y que el único infierno que existe es la tierra misma, donde aprendemos a trabajar por nuestra propia salvación, impulsados por el prin­cipio de amor y de luz e impelidos por el ejemplo de Cristo y el anhelo interno de nuestra propia alma. Esta enseñanza acerca del infierno nos recuerda el giro sádico que la Iglesia Cristiana, en la Edad. Media, dio al pen­samiento y a las erróneas enseñanzas establecidas en El Antiguo 
Testamento, acerca de Jehová, el Dios tribal de los Judíos. Jehová no es Dios, ni el Logos planetario, ni el Eterno Corazón de Amor que Cristo reveló. A medida que estas erróneas ideas vayan desapareciendo, será eliminado, de la mente del hombre, el concepto del in­fierno y reemplazado por la comprensión de la ley que hace al hombre lograr su propia salvación en el plano físico, lo cual conducirá a corregir los males cometidos durante sus vidas en la tierra y que oportunamente le permitirá “limpiar su propia pizarra”.
No trato aquí de imponerles una discusión teológica; sólo procuro señalar que el actual temor a la muerte debe ceder su lugar a una inteligente comprensión de la realidad y ser sustituido por el concepto de continui­dad, que niega toda interrupción, y acentuar la idea de que existe una vida, una Entidad consciente, que ad­quiere experiencia en muchos cuerpos.


viernes, 30 de diciembre de 2016

Limpieza karmica anual




Una de las más bellas actividades relacionadas con el cierre del ciclo anual es la ceremonia mística mediante la cual los Señores del Karma cierran el Libro de Vida individual para toda corriente de vida encarnada sobre la Tierra durante los doce meses que han transcurrido. Esta ceremonia tiene lugar la última noche del año viejo en el gran Templo del Karma, ubicado en el cinturón etérico. Es un servicio particular para individuos encarnados y, aunque se incluye a quienes han tenido alguna parte de una encarnación dentro del año, no incluye a los desencarnados ni a quienes no han tenido una experiencia activa en la Tierra durante al menos una hora en esos doce meses. Este es el oficio misericordioso del Tribunal Kármico, y es realizado con el fin de permitir a las corrientes de vida de la raza ser liberadas de una porción de los errores y equivocaciones del pasado año, cometidos no tanto por desobediencia voluntaria a la Ley, cuanto por falta de discernimiento, discreción y discriminación. En otras palabras, la mitigación de los efectos negativos se aplica únicamente a aquellos cuyas causas fueron motivadas sin intención de hacer mal pero que, no obstante, a menudo produjeron innecesaria confusión y angustia tras de sí. Estarían sorprendidos y complacidos al saber que casi un cuarto de la herencia kármica de la raza es causada por “estupidez” en vez de por desobediencia voluntaria de la Ley invisible o manifiesta, y la Misericordia del Tribunal Kármico (desde el principio de los experimentos de la humanidad con la Ley de Causa y Efecto) siempre ha permitido, al cierre del año, esta misericordiosa disolución del castigo kármico mediante este relajamiento, lo cual explica la liviandad con que el individuo entra al Nuevo Año --- lleno de esperanza, resoluciones y deseos fuertemente incrustados para mejorar su naturaleza, carácter y expresión manifiesta. Hay más de cuatro millardos de almas (hoy en día son más de siete mil millones encarnados) que reciben la beneficiosa Misericordia del tribunal Kármico durante esta ceremonia. Cada corriente de vida --- desde el salvaje ignorante hasta los más electos y selectos estudiantes --- pasan por los Salones del Karma, y su carga es aligerada de acuerdo a la intención de sus motivos durante los pasados doce meses. De esta manera, todos son capaces de entrar alegremente a los Concilios del Año Nuevo y recibir el más grande beneficio posible de las energías dirigidas desde los Maestros, quienes establecen la llave tonal para el año entrante. 

Porcentaje de Gracia 
Los mismos Señores del Karma, permiten a las corrientes de vida de cada individuo, al cierre de cada año, un cierto porcentaje de gracia y misericordia que mitiga desde uno hasta cuarenta o cincuenta por ciento de las deudas kármicas del año; y esta misericordia es siempre cotejada con los motivos detrás de toda acción. Después que los Señores del Karma han medido la luz de la corriente de vida, cada quien es entonces colocado dentro del Fuego Ceremonial de Purificación, el cual es proyectado y sostenido --- ¡por supuesto! --- bajo la dirección de Saint Germain, con la ayuda y dirección y sostenimiento del Fuego Sagrado en su aspecto purificador. 
De esta manera, consciente o inconscientemente, cada corriente de vida sobre el Planeta percibe y evidencia en su propio cuerpo la acción purificadora de los Siete Rayos al cierre de cada año, y el alma y los cuerpos internos salen de esta purificación con una mayor oportunidad para progresar y menos acumulación de naturaleza limitante. Ha de quedar entendido, por supuesto, que cada corriente de vida recibe la última porción de Misericordia y Gracia de acuerdo a lo que su propio mérito del pasado año ha permitido. Si no fuera por la purificación anual, la humanidad detruiría en siete años su mente, sus cuerpos y su posible servicio útil para esa encarnación. En cierta medida, esto presta el mismo servicio con que cada alma es bendecida al cierre de cada encarnación, cuando, por medio del Fuego Purificador de Misericordia Cósmica, es liberada del karma de ese lapso de vida, que fue creado más por ignorancia y estupidez que por intención consciente de hacer el mal. Éste es el Confort y la Misericordia que el Padre de Amor ofrece a Sus hijos, y es la única esperanza de supervivencia de la vida en el Planeta. La naturaleza de Mi oficio requiere de Mi Presencia en el salón de los Señores del Karma durante cada juicio individual, ya que cada corriente de vida está bajo Mi propia radiación y es importante que Yo vea lo que el año ha producido en cuanto al crecimiento del alma y la expansión posible de la luz.


martes, 27 de diciembre de 2016

El color de tu rayo


Resultado de imagen para fondo de pantalla arcoiris

En esta explicación de los colores y su efecto sobre la Vida, la salud y el suministro del individuo, afirmamos la Ley de los Maestros Ascendidos desde el punto de vista de la energía y la vibración. De esto nadie puede escapar, y para nada importa lo que alguien pueda opinar, la gran Ley Eterna de la Energía y la Vibración no cambia para acomodarse a las teorías de intelectos humanos que sólo cuentan con información parcial.
Los Grandes Maestros Ascendidos conocen esta Magna Ley de la Energía y la Vibración en Su totalidad y, por consiguiente, Ellos constituyen la única autoridad concerniente a Su Magna operación por todo el Universo.
Cada color constituye una tasa especial de vibración que es su cualidad. En argot eléctrico, cada color es una frecuencia especial que es la manifestación de una forma definitiva y cualidad.
Es sólo en las octavas inferiores de vibración que la discordia puede registrarse, porque cuando se alcanza cierta frecuencia, todo se convierte en PERFECCIÓN. Dicho de otra manera, cuando la tasa de vibración alcanza la Octava de Vida de los Maestros Ascendidos, se torna tan rápida que únicamente la Perfección puede existir en ella.
Cada tasa tiene un efecto especial sobre los cuerpos mental, emocional y físico del individuo, sobre su bolsillo y sobre su mundo en general. Es la comprensión de esto lo que la humanidad necesita tener, a fin de corregir condiciones destructivas y alcanzar la Perfección.

Rojo y negro
Nadie en este planeta puede esperar tener salud, prosperidad, protección o felicidad en tanto INSISTA en vestirse de negro o de rojo, o rodearse a sí mismo con esos colores. No hay absolutamente ninguna vibración de Vida, salud ni prosperidad en el negro, ya que es la ausencia de toda Vida. Cuando los Maestros Ascendidos hacen esta afirmación, la gente a menudo dice: "Bueno, y, ¿qué me dices de la oscuridad de la noche que la naturaleza nos da para dormir?" La verdadera VERDAD es que la vibración de color propiamente dicha de las horas nocturnas no es negro, sino AZUL OSCURO, la cual es una vibración energizadora. Muchos cuestionan el rojo en nuestra bandera. Eso simboliza la sangre derramada por los primeros patriotas por la liberación de América, y cuando la discordia en nuestra tierra sea consumida, será reemplazada por el dorado a media que la Edad Dorada vaya asumiendo el pleno dominio.

Radiación de impurezaEl rojo de este planeta no tiene en sí nada constructivo para nuestra humanidad, ya que la vibración de color en su totalidad para los seres humanos en esta Tierra es el dorado. Estas no son palabras de los Mensajeros. Son las palabras y la Ley de la Gran Hueste de Maestros Ascendidos. Todo rojo en este planeta es un registro de impureza, y cuando esa impureza es eliminada, el color instantáneamente se convierte en Dorado.
Cualquiera puede comprobar esto. Cuando el fuego está ardiendo, el color de la llama indica la cantidad de impureza en la sustancia que está ardiendo. Por ejemplo, cuando se tiran hojas y desecho de la naturaleza al fuego, la llama se torna dorada, excepto cuando han sido contaminadas por las impurezas impuestas sobre ellas por la discordia de seres humanos. El rojo en todo fuego físico es la impureza siendo consumida.

Sangre y destrucción
Esto también se aplica al torrente sanguíneo del individuo, ya que allí donde el torrente sanguíneo del cuerpo es rojo, en el caso de los cuerpos de un Maestro Ascendido, el torrente sanguíneo es una Luz Líquida Dorada. La única diferencia entre el ser no-ascendido y el Maestro Ascendido es el nivel de impureza en la estructura de carne y en los cuerpos mental y emocional del individuo.
Observen cómo siempre se utiliza el color rojo en el mundo externo para indicar destrucción. Aún en el uso de los semáforos y señales de peligro, el rojo siempre significa destrucción -tanto física como moral. Es imperativo que la humanidad comprenda esto, a fin de cesar el uso de esa tasa vibratoria que destruye todo lo realmente está tratando de lograr.

Absorción visual
Especialmente los estudiantes deberían comprender que sea cual fuere el color con que se rodeen, estarán absorbiéndolo en sus mentes, sentimientos, cuerpos y mundos. Esto significa que el individuo es Maestro de todo, de toda condición que contacte, si comprende esta Ley y la obedece.
Todo el mundo absorbe a través de los ojos la cualidad de cada color que contempla, y a través de sus ojos esa cualidad es registrada en su carne. Esto es muy evidente cuando uno ondea una bandera roja a un toro -como lo hace el torero- para estimular todas las cualidades destructivas en el animal. Al ser esto verdad en un animal burdo, imagínense cuánto más se aplica al ser humano sensible en todas sus actividades diarias. Esta es la razón de que los bebés y niños pequeños lloren cuando adultos vestidos de negro o rojo tratan de cargarlos. Los niños son infinitamente más sensibles que los adultos, y sienten las cualidades en el color mucho más agudamente que sus mayores.

Rayos infrarrojos para la sanación
Uno de los efectos más desastrosos de los colores está en el uso de los rayos infrarrojos para la susodicha sanación. A veces aplaca el dolor temporalmente, pero si quienes lo utilizan pudieran ver lo que queda registrado en el cuerpo emocional del individuo (o se adhiere al mismo), lo cual tendrían que manejar días o semanas después, nunca lo usarían una segunda vez, ni le darían una segunda mirada a las formas malignas que esto crea. La Ley es la Ley, gente querida de la Tierra, y nadie escapa jamás de esta Magna Ley de Energía y Vibración.
Ciertas ratas de vibración crean un sentimiento de alivio en el individuo, y otras crean lo opuesto. De allí que sea evidente que si uno desea Perfección, confort, felicidad, prosperidad, etc., definitivamente tiene que determinar y controlar las ratas de vibración que fluyen a través de su mente, de su cuerpo y de su mundo. La elección de color con el que se rodeará, es una de las maneras más poderosas y sencillas de hacer esto, y cualquiera puede comprobarlo por cuenta propia.

Como expresar tu color
Los poros del cuerpo del hombre tienen forma octogonal, y cada uno representa la apertura a través de la cual la sustancia y energía de dicha corriente de vida en particular fluye hacia el Universo, contribuyendo con la armonía o discordia de Éste. Se suponía que a través de estas puertas abiertas fluyera el color y acción vibratoria para enriquecer toda la creación.
El invocar la acción del Fuego Sagrado a través de la corriente de vida despejará las obstrucciones de los poros de tu ser, y facilitará que la Pura Luz Blanca fluya de ti en la tonalidad más intensamente positiva de tu color, lo cual enriquecerá la conciencia de la humanidad.

Evolucionas mas rápido si estás rodeado del color de tu rayo
Si cultivas las tonalidades de tu propio color en tu ambiente y a tu alrededor, naturalmente atraerás la energía inteligente dentro de los electrones de forma física hacia una expresión similar. Cuando emites el sentimiento intenso de tu Rayo a través de todos y cada uno de los poros de tu cuerpo, rayos de tu propio color salen al Universo a tu alrededor; y si estás vestido de dicho color, estos rayos que atraviesan tu cuerpo tendrán conductores con el mismo pigmento del color para hacer de ti un campo de fuerza y una tremenda batería de la cualidad que tu color representa.
Conviértete en una expresión del color de tu rayo
Todo aquél que tenga el propósito de servir puede hacer mucho para enriquecer el Universo regresando a su color natural, convirtiéndose en una expresión consciente a través de los poros del cuerpo, y ofreciendo dicha tonalidad a través del canal de emanación al Universo. De esta manera acelerará en gran medida su propia evolución individual y se convertirá en una presencia iluminadora por donde transite.

Estarás más armónico si usas tu propio color
Cada persona tiene un Rayo en particular al cual pertenece y un color en particular que corresponde a dicho Rayo. Cuando la gente está rodeada por su color particular (y cultiva el uso de éste), es más armoniosa y le resulta mucho más fácil a sus cuerpos internos y externos expresar la Perfección.

El color es radiación
Sin una forma manifiesta no hay color, ya que el color es una radiación. Si puedes conseguir que la gente ame la belleza, y sienta predilección por colores claros y límpidos, habrás hecho mucho en cuanto a que ponga sus pies en el Sendero hacia la Perfección, ya que el cuerpo y todo el ser está absorbiendo constantemente la radiación del color que los rodea; y si no podemos alcanzarles desde adentro hacia afuera, les alcanzaremos de afuera hacia adentro.

Utiliza los colores para neutralizar vibraciones de la ciudad
Cuando regresas a la ciudad después de una vacación de veraneo en el campo, las irritaciones y molestias que parecen entrar a tu naturaleza que de otro modo sería serena, no es más que el resultado de la sensibilidad de tus cuerpos internos; pero puedes lograr mucho en cuanto a armonizarlos escuchando buena música y teniendo a tu alrededor colores que corresponden a los apacibles tonos de la naturaleza.

Como expresar tu color 
Los poros del cuerpo del hombre tienen forma octogonal, y cada uno representa la apertura a través de la cual la sustancia y energía de dicha corriente de vida en particular fluye hacia el Universo, contribuyendo con la armonía o discordia de Éste. Se suponía que a través de estas puertas abiertas fluyera el color y acción vibratoria para enriquecer toda la creación.
El invocar la acción del Fuego Sagrado a través de la corriente de vida despejará las obstrucciones de los poros de tu ser, y facilitará que la Pura Luz Blanca fluya de ti en la tonalidad más intensamente positiva de tu color, lo cual enriquecerá la conciencia de la humanidad.
El color rojo
¿Qué piensan acerca de que las remolachas sean rojas? ¿Saben que en un tiempo eran blancas? ¿Cómo llegaron a tener el color? ¿Cómo fue? Pues, debido al sentimiento de la discordia humana. ¿Por qué es roja la sangre del cuerpo? Por la impureza e imperfección que allí hay. Tan pronto como se pueda despedir a toda imperfección, la sangre de su cuerpo será un líquido dorado. Es por eso, Amados Míos, que el color rojo como se le conoce en el mundo externo, debido a la conciencia de masa a ese respecto, produce irritación, discordia y limitación a los individuos que lo utilizan o que lo tienen a su alrededor.
Les pido que estén pendientes de estas cosas, porque en la actividad externa del mundo que se aproxima, ustedes verán estas cosas desaparecer. La remolacha roja desaparecerá. Los tomates cambiarán de color. ¿Por qué? ¿Por qué es rojo el tomate? Estas son cosas tremendas, Amados Míos. Puede que suene infantil, pero seamos infantes por un rato. Cada uno de ustedes sabe que no hace muchos años atrás, la conciencia de la humanidad decía que los tomates eran venenosos, ¿no es cierto? La gente temía comerlos. Luego, ¿dónde está la razón para su color? Pues, ¡en la calificación mediante el sentimiento de la humanidad! ¿Acaso no lo ven, Amados Míos? ¿Ven cómo eso actúa a través de la Naturaleza? Luego, ¿cuánto más poderosamente actúa eso sobre ustedes, el organismo más sensible que hay actualmente en el Universo?

viernes, 23 de diciembre de 2016

Epoca de natividad


Amados Míos, En vista de que hay tántos de nuestros amigos hollando la Tierra hoy, quienes celebran con Nosotros el nacimiento de Nuestro Hijo en aquellos días lejanos en Nazaret, frecuentemente pienso en aquellos días y me causa admiración cómo muchos de ustedes recuerdan el sencillo “honor familiar” casero otorgado a Él. Temprano en esa mañana, Yo hice pan ázimo fresco y saqué agua cristalina del pozo. Nuestros amigos reunían hojas y parras, y adornábamos con guirnaldas los sencillos salones con manos amorosas y corazones sinceros y Él sonreiría; y algunas veces, con Sus propias benditas manos, entretejería por cuenta propia las hojas maleables en guirnaldas. Oh, las benditas hojas en sus manos,¡brillando con la Felicidad de Su Presencia! La naturaleza siempre se elevó a su plena altura en respuesta a Su Presencia, sentimiento que el hombre es frecuentemente incapaz de sentir en medio de su gran arrogancia y altivez. Aquéllos de Nosotros quienes lo amábamos nos dirigíamos al Templo mucho antes de que la gente se aproximara, y allí, juntos, glorificábamos al Señor, y reconozco que, silenciosamente, ya que de otra manera Él nos hubiera reprendido, dábamos gracias a Dios por Él. Ese día, Él no iría “adelante” sino que nos dedicaba el día. Cuán preciosos eran esos cortos días cuando, con temblor en mi corazón, no lo veía partir a realizar Su Misión, sino que sentía el confort de Su Presencia y el regocijo de permanecer en Su proximidad. 
Algunas veces uno de ustedes Me pedía que les hablara sobre la Natividad, y sentándonos, quizás, a la sombra de los árboles, procedía a hablarles sobre la hermosa historia que ha sido ahora entretejida dentro de su pompa navideña. Jesús, para placer nuestro, siempre traía un punto de la Ley para aclarar las experiencias, al tiempo que yo las entretejía, a veces al mismo tiempo que mis ocupados dedos tejían el lino en un tapiz. De esta manera fue grabada, en las mentes de aquéllos que lo amaban, la historia de los Evangelios, los cuales conmemorarían Su venida a generaciones aún por nacer desde la matriz del tiempo. Los niños de la aldea y los amigos cercanos venían por la noche y cantábamos juntos las viejas canciones de David y de la Gloria de Israel; y luego Él nos hablaba del Cielo y del Rey Eterno Uno y Padre de todos los corazones, almas y espíritus; y así transcurría el cumpleaños de nuestro amado Jesús, ahora llamado el Día de Navidad (Christ-Mass Day = “Día de la Misa del Cristo), y Él partía una vez más al día siguiente. Gracias, amados amigos de las edades, por recordar tanto a mi amado Hijo como a Mí. Que la plenitud de la temporada del Cristo se manifieste a través de sus corazones y espíritus, y también de los de toda la humanidad, y que disfruten ustedes de la asociación que anticipo tendremos entre nosotros durante el Año Nuevo, en mi cargo como Co-Madrina de sus amadas corrientes de vida. 
Este año, Navidad entraña más de lo que alguna vez haya entrañado hasta el día de hoy, porque Jesús actualmente está haciendo el Llamado para que la Dispensación que descarga la “Luz como de Mil Soles” sea vertida por doquier, hasta que toda actividad constructiva sea alimento de la humanidad y de la Tierra para siempre. Es nuestro gran privilegio, alegría y oportunidad de hacer este Llamado con Él durante la época de Su propia Vertida aumentada a la Tierra durante las Siete Semanas Sagradas. Démosle todos a Jesús tal atención, adoración y Gratitud a diario hasta el 18 de Enero, de manera que la Dispensación por la que Él está haciendo el Llamado, descargue esta Magna Victoria de Luz en Su Poder Cósmico antes de que la guerra pueda ser enfocada sobre América o impuesta sobre su gente. En vista de que en esta época del año, Jesús siempre intensifica Su Propia Vertida de Luz para la Tierra, desde el Día de Acción de Gracias, 30 de Noviembre hasta el 18 de Enero, está siendo calificada y cargada en esta ocasión por Su Llamado Cósmico al Gran Sol Central. Esta Dispensación disolverá todo egoísmo humano y discordia de la humanidad, de la Tierra y de su atmósfera para siempre. Tres millones de Estudiantes del “YO SOY” están invocando la misma Dispensación para que se disuelva y aniquile toda destrucción humana en la Tierra por siempre. Es la primera vez en la historia de la humanidad que la cantidad suficiente de personas de este mundo han hecho el Llamado pidiendo la Liberación de toda la humanidad, utilizando la Gran Palabra Creativa “YO SOY” en la Plena Autoridad de Vida, tal cual lo hacen los Maestros Ascendidos. Este Llamado es lo que los Grandes Seres Cósmicos de Luz han estado esperando a lo largo de las centurias, el cual los capacita para descargar el Poder necesario para purificar a la humanidad y a la Tierra. De manera que hoy día y todos los días, sigamos todos y cada uno haciendo este Llamado hasta que la Ley Cósmica descargue la Acción de Luz que se requiera para traer esta Liberación Eterna a toda la humanidad. Esta es, en verdad, la Navidad más maravillosa que la gente de la Tierra alguna vez haya tenido el privilegio de experimentar y aprovechemos todos y cada uno la oportunidad para traer la Victoria de esta Luz por doquier en el mundo, y rápidamente en ello. Esta Navidad, con el Más Grande Amor y Gratitud, con gracias y alabanza a la “Magna Presencia YO SOY”, a la Gran Hueste de Maestros Ascendidos y a la Huesta Angélica, a todos los Grandes Seres de Luz y a ustedes siempre sostenidos bajo esta Radiación, los revestimos con toda Bendición y Poder de Luz a nuestro comando.
Suya en apacible Amor 
Madre María


jueves, 22 de diciembre de 2016

Profundizamos sobre la Navidad



El Día de Navidad en realidad simboliza el comienzo de la Ascensión, ya que el Niño Cristo nace dentro del individuo y comienza a producir la manifestación de Perfección Eterna en su experiencia física cuando el individuo llega al reconocimiento consciente de su “Magna Presencia YO SOY”. ¡El Cristo es, en realidad, el Maestro Interior! Esto quiere decir que al Cuerpo Mental Superior, a la Mente Omnisapiente de Dios, se le ha dado pleno comando y posesión de la sustancia, de la energía, del ser y del mundo de la personalidad. La palabra “Maestro” es un reconocimiento y aceptación de la renuncia que ha hecho la actividad intelectual o externa de la mente y Sentimientos. Esto entraña la devolución a la “Presencia” de toda sustancia, energía y manejo de todas las actividades externas del individuo. Esta es la rendición total de la parte humana al manejo de la “Magna Presencia YO SOY”. En el momento en que eso ha tenido lugar sincera, definitiva y completamente tanto en los sentimientos como en el pensamiento, el Niño Cristo ha nacido en el mundo externo. A partir de ese momento, todas las actividades para el individuo y su mundo comienzan a elevarse a la rata vibratoria de su Cuerpo Mental Superior. Cuando este proceso elevador se completa, el cuerpo físico es absorbido dentro del Cuerpo Mental Superior; y a su vez, Éste es absorbido dentro del Cuerpo Electrónico de la “Magna Presencia YO SOY”. Ésta es la acción vibratoria práctica y física que tiene lugar. El individuo entonces se convierte en un Ser Ascendido, Auto-Luminoso, Auto-Sostenido, libre y Maestro de toda sustancia y energía doquiera que vaya en el Universo. La traída de regalos al Niño Cristo en realidad significa la devolución al control de la “Magna Presencia YO SOY”, de todas las cosas del mundo externo. Todo aquel que sea lo suficientemente sabio como para hacer esto, comenzará a ascender por los escalones de su propio Templo de Luz. En la parte superior de estos escalones está la Puerta Abierta a la Octava de Luz, el Hogar y Ámbito de los Maestros Ascendidos --- la Casa del Padre. Entonces, el Hijo Pródigo habrá regresado a casa, porque la conciencia personal externa es el ser que ha tomado los regalos y la herencia del Padre, la “Magna Presencia YO SOY”, y los ha desperdiciado en vivir amotinadamente, en vivir discordantemente. Cada vez que el individuo se siente irritado o inarmonioso, en realidad ha creado un motín en la estructura cerebral de sus propios cuerpos físico, mental y emocional. Únicamente el MAESTRO ADENTRO, el Cuerpo Mental Superior, puede restaurar la armonía y el orden, porque el Cuerpo Mental Superior contiene la Inteligencia Discernidora proveniente de la Presencia; y únicamente Él sabe qué hacer para reestablecer la Perfección que es la Ley de la Vida por siempre  para todos.
 
Discernimiento del Hijo 
La frase bíbilica, (Juan 5:22) significa que todo Poder selectivo y discernidor está enfocado y actúa a través del Cuerpo Mental Superior. La frase (Salmo 101:3) significa que el Cuerpo Electrónico está expandiendo la Perfección a través de Sí mismo, y creando Perfección a Niveles Cósmicos de Actividad, ya que no sabe nada de los problemas y luchas de la personalidad humana. El Gran Plan de la Vida ha enfocado en el Cuerpo Mental Superior, todo el Poder que se requiere para gobernar las necesidades y actividad de la experiencia física de la Vida. Este es el Ser Crístico, el Maestro Interior, ya que el Cuerpo Mental Superior puede mezclarse con el actual cuerpo físico, o puede retirarse encima del mismo o pararse a su lado, de acuerdo a la armonía o discordia que el individuo permita se exprese en sus sentimientos. Si los sentimientos se tornan discordantes, el Cuerpo Mental Superior sale por completo del cuerpo físico y se posa encima de él conectado únicamente por un Cordón de Plata de Energía Vital que baja fluyendo desde el Cuerpo Electrónico al físico. 

El Cristo Interno explicado 
Expliquemos esta Gran Ley de Vida a todo aquel que sea receptivo, de manera que el Niño Cristo dentro de cada ser humano pueda nacer ahora, en esta Navidad, mediante la Comprensión de Maestro Ascendido de esta “Magna Presencia YO SOY”. Para todos aquéllos que aceptan la “Magna Presencia YO SOY” y la invocan a la acción para que asuma el mando de todas las actividades externas del individuo, el Cuerpo Mental Superior se convierte entonces en el Cristo Maestro, crecido a su plena estatura. De allí en adelante, siempre hablará y comandará con autoridad. Esta es la seguridad y Victoria de la Ascensión para todos aquéllos que acepten y apliquen esta Poderosa Ley de la “Presencia YO SOY” para su Liberación Eterna. Con la plena Autoridad de la “Magna Presencia YO SOY”, ordenamos que el Cristo Maestro, crecido a Su plena estatura, sea de ahora en adelante la " Unica Prescencia que actúe en la humanidad por toda la Tierra para siempre.

Nuestra oportunidad navideña
De todas las estaciones del año, la Navidad constituye la oportunidad más gloriosa de acercarse a los Brazos y Corazón del mismísimo Jesús. Cuando la atención del resto de la humanidad está en Él, es nuestra grandísima oportunidad de invocar a la “Magna Presencia YO SOY”, a los Maestros Ascendidos y a Jesús para que mantengan eternamente sostenido el reconocimiento que la gente le da; y para cargar a las personas con el sentimiento de disposición a amar a Jesús y bendecir a sus prójimos. Es mucho lo que la Navidad entraña para todos nosotros, y es muy importante para la humanidad a título individual y en masa. Cada uno de nosotros debería estar muy agradecido de que haya una manera mediante la cual podamos invocar a la acción todo lo que Jesús hizo, y ayudar a otros a hacerlo también. La Gran Oportunidad de Navidad consiste en ser capaz de estar con Jesús en Su Propia Octava de Vida; y ayudar a ministrar con Él a quienes lo están invocando pidiendo asistencia. Cada noche, podemos unirnos a Jesús en Su Mundo, y algún día todo lo que nuestros corazones desean hacer en el Servicio de la Luz, se hará manifiesto para todos. 

Nuevo día
Jesús representa todo un Nuevo Día o período de tiempo para la Tierra y para cada individuo. Pronto se despejará el camino para que los Grandes Maestros Ascendidos que moran en la Octava de Luz, tomen posesión de Lo Suyo, y pongan de manifiesto la Victoria de este Nuevo Día.

"Bendito amado Saint Germain, carga a cada ser humano con el deseo de obedecer a la Luz, y que podamos cargarlo todo con la Luz de los Maestros Ascendidos ahora en esta época de Navidad y por siempre. Nosotros, que conocemos la Realidad de Jesús y de otros Maestros Ascendidos, podemos enfocar Su todopoderoso Poder y Victoria de la Luz en, a través y alrededor de cada ser humano que contactamos, visualizando Su Luminosa Presencia elevando cada cuerpo físico que escudriñamos, sobre Su Propio Cuerpo Puro de Fuego Blanco. El envolver a cada persona, sitio, condición y cosa en Su Magna Presencia Flamígera de Luz, traerá Bendiciones, Asistencia e increíble Perfección a todos aquellos que lo traten y lo comprueben . Especialmente en la época de Navidad, debido a la mayor intensidad de la Luz que Jesús vierte a toda la humanidad, hasta el más leve reconocimiento y aceptación de Él es amplificado más allá, con creces, de nuestro más leve concepto, para lograr todo lo posible. Por tanto, constituye el mayor privilegio y regocijo de todos conocer esta Acción Maestra de la Ley, cooperar conscientemente con Jesús y ayudar a hacer lo que Él desea para todos. 
Que todo el mundo experimente el estremecimiento de hacer amorosamente todo lo posible para traer a la manifestación externa la totalidad de Sus Poderosas Victorias de la Luz. "