jueves, 24 de febrero de 2011

El Cinturón Electrónico


Desde la radiación de la Gran Cintura Electrónica les proyecto estoy hoy; desde el corazón de la Ciudad de Oro se proyectan los Rayos Gemelos sobre los cuales están la palabra, la luz y el sonido.
El tiempo nos ha alcanzado rápidamente y debemos estar más despiertos respecto a los grandes cinturones electrónicos que rodean toda la creación desde la Deidad hasta el individuo.

La cintura electrónica que rodea la Ciudad de Oro es impenetrable mucho más que lo que podría ser un muro de acero de muchos pies de anchura. Así, en un grado menor, el individuo que tiene suficiente comprensión del principio activo de su Ser Divino, puede rodearse de un círculo o cintura electrónica, la cual él puede calificar de la manera que se le antoje, pero ¡ay de aquel individuo que la califique destructivamente! Si alguno tuviera la temeridad de hacerlo, se encontraría que este cinturón de fuerza electrónica encerraría su forma exterior y la consumiría; pero aquellos que construyen y califican con sabiduría, con el amor grande de Dios, y con poder constructivo, se encontrarán moviéndose en un mundo intocado por la ignorancia humana.
" HA LLEGADO EL PERÍODO CÓSMICO EN QUE AQUELLOS QUE HAN LOGRADO CIERTO GRADO DE COMPRENSIÓN DEBEN CREAR, APLICAR Y USAR ESTE MARAVILLOSO CÍRCULO ELECTRÓNICO ".

 
Cada creación, que es acción autoconsciente, tiene este círculo de fuerza electrónica rodeándolo con toda naturalidad, pero hasta cierto grado su fuerza está descontrolada y, por consiguiente, disipada.
 Al crear conscientemente este gran anillo de fuerza electrónica pura, detienes toda filtración de tu esencia ilimitada y la mantienes en reserva para uso directo y consciente. Después de unos meses de esta actividad creadora y consciente dentro de este anillo electrónico hay que tener mucho cuidado al dirigir esta fuerza. Que no sea en ninguna otra forma que la del Amor Divino.
 En los principios de la individualización del hombre, él estaba naturalmente rodeado de este círculo mágico; pero a medida que su conciencia iba descendiendo se hacían rasgaduras en el gran círculo de fuerza, causando filtraciones, hasta que desapareció. El círculo no fue una creación consciente del hombre; era un círculo natural envolvente, por su estado puro de conciencia.


Ahora los estudiantes de la Luz tienen que ponerse a la obra conscientemente, y sin titubeos crear este Círculo Electrónico en contorno a sí mismos, visualizándolo perfecto, sin quebraduras en su construcción. Así será posible conscientemente alcanzar más adentro en la Cintura Electrónica de la Divinidad, y allí recibir Sabiduría, Amor y Luz sin límites, como también aprender la aplicación de leyes sencillas por medio de las cuales, todo poder creador es posible. A pesar de que al estudiante le es recomendado mirar siempre, sin jamás olvidarlo, hacia su propio Ser Superior, creador de su individualización, sin embargo, no se ha obtenido un solo logro en el cual no se haya dado la asistencia de aquellos más adelantados.

Como no hay sino un solo Dios, una sola Presencia y Su Actividad Todopoderosa, resulta que aquel más adelantado no es sino un poco más del Ser Divino en Acción. En este reconocimiento vas a comprender por qué es que puedes sentir «YO SOY aquí y YO SOY allá», puesto que no hay sino un solo Ser Divino en todas partes.

" CUANDO EL ESTUDIANTE POR FIN COMPRENDA QUE LA ASCENDIDA HUESTE DE MAESTROS NO ES OTRA COSA QUE SU PROPIA CONCIENCIA MÁS ADELANTADA, ENTONCES VA A SENTIR LAS GRANDES POSIBILIDADES A SU ALCANCE, ASÍ SEA QUE SE DIRIJA A DIOS DIRECTAMENTE, A UNO DE LOS ASCENDIDOS MAESTROS DE LUZ O A SU PROPIO «YO SOY». EN REALIDAD NO HAY DIFERENCIA, PORQUE TODOS SON UNO SOLO ".


Pero hasta que no se llega a este estado de conciencia sí hay diferencia, porque el individuo es casi seguro que sentirá una división del Ser Único, cosa que no es posible sino en la ignorancia de la actividad externa mental.
Cuando el estudiante piensa en esa expresión, exterior, debe en todo momento recordar que es la actividad externa de la INTELIGENCIA ÚNICA, guardándose así él mismo contra la división —en su propia conciencia— de este magno y único poder Divino centrado en él.
 De nuevo debo recordarte que este Gran Poder Ilimitado de Dios no puede introducirse en tu uso exterior sino por virtud de tu propia invitación. No hay sino una sola clase de invitación que pueda hacer que fluya, y es tu sentimiento profundo de amor y devoción.
Cuando uno haya generado el Círculo Electrónico en contorno a sí mismo, no hay otro poder que lo pueda penetrar sino el Amor Divino. Y en cuanto a penetrar en el Radiante, Candente Círculo de la Deidad, es sólo TU Conciencia de Amor Divino lo que puede penetrarlo, y a través del cual la Deidad retoma su Gran Derrame, el cual te llega a través de Mensajeros tan Trascendentes que sobrepasan en tal forma tu concepto actual, que no es posible transmitirte en palabras la Majestad del Amor, Sabiduría y Poder de estos Grandes Seres.


No hay comentarios:

Publicar un comentario